De Niña

… Desaprendiendo

Cuando era niña me gustaba jugar a que el mundo era todo hecho del mismo sueño, con las mismas palabras y los mismos colores para todos. Después descubrí que necesitaba aprender a hablar con otros
porque las cosas las nombrabamos distinto, y aunque pareciera que hablabamos de lo mismo sonaba diferente. Luego quise traducir, y me perdí totalmente en el laberinto de los conceptos. Un día dejé de traducir y permití que las cosas sonaran…
… ¡Ese día comprendí todo!

Anuncios